Los ángeles: Facilitadores del éxito profesional

Mensajera de los ángeles, conferencista, escritora, conductora radial

Los ángeles: Facilitadores del éxito profesional

Por Ana Mercedes Rueda – Escritora y consejera angelical

Existe en muchas personas la duda sobre el combinar la parte espiritual con la parte material. Algunos se cuestionan si es “pecado” pedir a Dios que nos ayude a obtener el éxito profesional, comprar una casa que más se acomode a nuestras necesidades, etc.

El punto de partida es que Dios nos ama infinitamente y quiere que seamos felices. El, creador del universo, sabe que los seres humanos vivimos en un mundo material y que, por lo tanto, lo material es parte fundamental de nuestra existencia y nuestra evolución. El sabe que necesitamos del dinero para subsistir, del sabor del triunfo para recompensar nuestros esfuerzos.

 

Sin embargo, es importante aclarar que los Ángeles me han enseñado también que aunque en efecto los humanos tenemos derecho a desear y pedir por el éxito, es importante tener en cuenta los siguientes puntos:

 

  1. No olvidar nunca que esos logros se reflejen en un servicio que ayude a los demás. Es decir, que no sea un éxito con un fin individualista o egoísta sino de servicio (en otras palabras, que este conectado o relacionado con nuestra misión de vida).
  2. Que dicho éxito contribuya al bien general de la empresa o compañía donde se desempeña y no busque solamente llenar una ambición personal.
  3. Que la consecución de ese éxito no sea para ganar una ‘competencia’ laboral con otra persona o no implique el hacer daño a otros para alcanzarlo.
  4. Que sea algo que se desea desde el corazón, con amor, honestidad y, especialmente, humildad.

Este último punto es muy importante. Todo lo que hagamos debe ser hecho con amor y humildad, sin olvidar quienes somos y que el objetivo debe ser el servicio al mundo y a los demás.

¿Cómo ayudan los Ángeles a alcanzar el éxito profesional?

A continuación comparto las sugerencias que los Ángeles han dado para alcanzar el éxito en nuestra labor profesional:

  1. Sentir que merecemos. Con esto, los Ángeles quieren decir que en nuestro interior sintamos que merecemos el éxito, que valemos mucho, trabajamos con esfuerzo y honestidad y esa es la recompensa a dicho trabajo. Muchas veces, incluso de forma inconsciente, aunque queremos el éxito sentimos que no lo merecemos por una u otra razón. Esto va en contravía con nuestro real deseo de tenerlo y sentirlo, no permitiendo así que este se manifieste o materialice.
  2. Creer. Esta palabra dice mucho pues consiste en tener FE de que lo que ansiamos existe para nosotros y llegará. Tener fe de que Dios nos lo entregara si es para nuestro bien y el de quienes nos rodean. Es sentir que el éxito ya es nuestro y se manifestara.
  3. Poner a trabajar la mente a favor nuestro, no en contra nuestra. Con esto los Ángeles quieren decir que es fundamental mantener una mente positiva con pensamientos de crecimiento, abundancia y éxito para que sea eso precisamente lo que atraigamos a nuestra vida. No olvidemos que el universo nos da todo lo que pedimos a través de nuestra mente o nuestra boca, sin distinción. Por eso debemos ser cuidadosos con pedir lo que realmente queremos para que eso sea lo que se materialice en nuestra vida.
  4. Visualización. Es importante mantener una imagen clara y constante del éxito que queremos alcanzar para que este se materialice fácilmente. No cambiemos de ideas de un dia para otro pues esto bloquea el proceso.
  5. Tener a Dios y a sus Ángeles presentes en todo momento. Todos los días, en nuestro trabajo, pidámosles que nos muestren la mejor manera para llevarlo a cabo y a partir de allí, confiar en las señales que recibamos. Este punto es también fundamental, ya que tiene que ver con el permitir que esa voz interior (que es la voz de Dios) o lo que muchos llaman ‘sexto sentido’ o intuición, nos indique el camino. Confiar es la clave. De esta manera, las decisiones que tomemos serán a nivel consciente, sabiendo que estamos siendo guiados hacia nuestro más alto bienestar.
  6. Actuar. No basta poner a trabajar nuestro corazón y nuestra mente para que las cosas se materialicen. La acción es un paso fundamental para que nuestros ojos físicos puedan observar aquello que tanto añoramos.
  7. Dar las gracias. Cuando uno da las gracias es porque se ha recibido algo que uno esperaba, es bueno o uno deseaba con ansias. De esa manera, dar gracias a Dios y a sus Ángeles es un indicativo del convencimiento o fe que se tiene de que el éxito ya existe en el Universo y es nuestro.

 

Tips:

  1. Pedir. No tema pedir a Dios y sus Ángeles por el éxito que desea alcanzar. Si le conviene, tenga la plena seguridad que Dios se lo dará. Si uno no les pide a los Ángeles, ellos no pueden intervenir en nuestra vida, así que este punto es clave para sentir su presencia.
  2. Puede pedir al Arcángel Miguel, quien nos muestra el mejor camino; al Arcángel Chamuel, quien, además de ser el arcángel del amor y las relaciones, también nos ayuda a tener éxito en la parte profesional; al Arcángel Uriel, quien nos da la inteligencia para tomar las mejores decisiones.
  3. No olvidemos que el éxito y en general lo que llega a nuestra vida está en directa relación con nuestra actitud, pensamientos y sentimientos. Así que este es el punto de partida para que aquello que deseamos en realidad llegue a nosotros.

Ejercicio práctico para desarrollar con los Ángeles. Relajarse, cerrar los ojos. Si se desea, encender dos velas: una verde (para que la parte material esté acorde con el éxito profesional) y una amarilla (para que la Inteligencia Divina sea quien guíe nuestras decisiones permanentemente). Esto es en el caso de quienes ya tienen claro cuál es el camino que están recorriendo. Para quienes tienen dudas de si ese camino está acorde con la misión de vida, encender además una vela roja. Respirar hondo y lento. Visualizar en la mente un símbolo que refleje lo que es el éxito para usted. Manténgalo vivo en su mente, y sienta que el éxito ya es parte de su vida y su desarrollo profesional. Abra de nuevo sus ojos y encienda cada vela con un fósforo distinto y al hacerlo piense o diga en voz alta lo que desea en el aspecto con el que cada vela se relaciona. Luego, vuelva a cerrar sus ojos y por unos minutos visualice de nuevo lo que desea alcanzar en su profesión. Al finalizar, de las gracias a Dios y a los Ángeles por permitirle ver manifestado su deseo.

Esto lo debe hacer por 21 días en total, distribuidos en 3 grupos de 7 días cada uno. Las velas deben durar 7 días. Luego de la primera tanda, cambiar y encender otras 3 y así mismo con la última tanda. Luego, ¡manos a la obra! No lo olvide: la fe y la acción son las que hacen que las cosas se manifiesten.

*Ana Mercedes Rueda es escritora internacional y consejera angelical. Ha canalizado mensajes de los ángeles 16 años.

Para consultas individuales, puedes agendar una aquí.