Tres consejos para fortalecer tu fe

Mensajera de los ángeles, conferencista, escritora, conductora radial

Tres consejos para fortalecer tu fe

Por Ana Mercedes Rueda – Escritora y consejera angelical

Los ángeles me han enseñado que la fe en Dios se fortalece con práctica. ¿Qué significa esto? Que no basta solamente con decir “yo creo en Dios” sino demostrarlo con acciones.

A continuación te comparto algunos tips que aprendí para practicar y fortalecer la fe:

  1. Ten claridad sobre la manera en que sientes fe a nivel físico y emocional; con esto quiero decir que recuerdes un momento de tu vida en el cual sentiste en tu interior una certeza total de que algo iba a darse, y así fue. ¿Cómo sentiste esa certeza?, ¿qué manifestación emocional y/o física tuviste en ese momento? Por ejemplo, a través de un calor en tu cuerpo o una sensación de “mariposas” en el estómago, etc? En la medida en que tengas claro cómo sientes la fe a nivel físico, para ti será más fácil identificar cuando Dios te está dando a entender que todo saldrá bien en una situación.
  2. Comienza por situaciones pequeñas en tu vida. No pretendas fortalecer tu fe de un día para otro con cosas difíciles; es mejor que comiences poco a poco y paso a paso. Por ejemplo, con encontrar un taxi en hora pico que te lleve rápidamente al trabajo, o con que si necesitas encontrar un libro en una librería, cuando vayas lo vas a encontrar. Este tipo de prácticas sencillas te ayudarán a ejercitar el ‘músculo’ de la fe progresivamente.
  3. Ten un cuaderno de Dios y los angelitos en donde vas a ir registrando aquellas situaciones en las que tuviste fe de que algo se iba a dar y efectivamente resultó así, y analiza cómo sentiste esa certeza así como lo que hiciste – o dejaste de hacer – para lograr sentirla en tu interior (oración, lectura de la Biblia, etc). Esto te ayudará a ver la manera en que Dios se manifiesta y te habla, para que de allí en adelante puedas reconocer de una manera mucho más sencilla sus señales y respuestas a la fe que tú estás imprimiendo a una situación en tu vida.

 

En mi libro ¿Por Qué Pido y no Recibo? explico la manera en que podemos aumentar nuestra conexión con Dios y los ángeles a través de la práctica de la fe y la oración.