3 tips angelicales para salir de una duda

Mensajera de los ángeles, conferencista, escritora, conductora radial

3 tips angelicales para salir de una duda

La duda es un gran enemigo del ser humano, me dicen los ángeles.

La duda te hace ir más despacio en tus proyectos, te demora en alcanzar tus metas…

…y, lo que es peor, te hace cuestionar el maravilloso ser que eres y la huella que viniste a dejar en el mundo.

¿Cómo eliminar las dudas? ¿Cómo tener la certeza de que aquello que estás haciendo – o decidiste hacer – es lo que es mejor para ti?

A continuación te comparto algunos tips muy útiles que te ayudarán a sentir más confianza y a dudar menos:

  1. No pienses tanto; siente. Puede sonar contradictorio, pero el pensar en exceso o lo que yo llamo “sobrepensar” es lo que precisamente genera confusión. Entre más analices algo e intentes ponerle más lógica, menos la tendrá. Los ángeles me han enseñado que en lugar de presionar a tu mente a que te dé la respuesta que estás buscando, pares lo que estés haciendo, cierres tus ojos, respires hondo y lento varias veces y te preguntes: ¿qué siento es lo más conveniente para esta situación?. Presta atención a la primera impresión que recibas y no la cuestiones. Con mucha seguridad puedo decirte que la mayor parte de la respuesta – si no toda – estará en ella.
  2. Especialmente en momentos en que la duda te está atacando fuertemente o necesitas tomar una decisión importante, pide la ayuda especial del Espíritu Santo. Él es quien da la claridad, la sabiduría y el discernimiento necesarios para saber qué hacer y cómo hacerlo.
  3. Además del Espíritu Santo, estos arcángeles pueden ser de gran ayuda en momentos de duda: el arcángel Miguel (te ayuda a vencer miedos); el arcángel Uriel (te da claridad mental y te proporciona ideas); y el arcángel Jeremiel, quien puede ayudarte a sentir mayor claridad sobre el mejor futuro para ti y el que más se ajusta al Plan Divino que Dios tiene para tu vida.

Recuerda: la duda es creada por la mente. Tú creas la duda; por lo tanto, tienes también el poder de eliminarla. Confía en Dios, en los ángeles y en la guía que te envían, y, sobre todo, sé obediente luego de haber recibido esa guía, pues solo así es como verás cambios patentes en tu experiencia de vida. 

¿Quieres empezar ya tu conexión angelical?
En mi libro ¿Por qué pido y no recibo? te doy todos los pasos para que puedas comunicarte con Dios y los ángeles de una manera fluida y puedas recibir las respuestas que más estás buscando.