5 tips angelicales para amarte a ti mismo ¡aún más!

Mensajera de los ángeles, conferencista, escritora, conductora radial

5 tips angelicales para amarte a ti mismo ¡aún más!

Durante mis sesiones de coaching, consultas y otros espacios he hecho la siguiente pregunta: ¿te amas a ti mismo?

 

En el 95% de los casos la respuesta que recibo es un “¡sí!” tajante.

 

Sin embargo, cuando les he pedido definir qué tan fuerte es su nivel de auto-amor, en muchas ocasiones les queda más fácil decirme lo que no les gusta de sí mismos que lo que aman realmente.

 

Comentarios que parecen superfluos como “¡no me gusta para nada mi cabello! ¡Quisiera que fuera distinto!”, o “no me gusta mi cuerpo”, solo para mencionar algunos, tienen un significado más grande de lo que parecen.

 

Si rechazas lo que eres, no te amas por completo.

 

Esto no quiere decir que no busques mejorar y debas simplemente conformarte con la manera en que eres o te ves;

 

Avanzar, progresar y mejorar son parte del proceso de crecimiento de los seres humanos…

 

…la diferencia radica en la falta de aceptación y el rechazo de lo que eres y como eres.

 

Esto último es falta de amor propio.

 

Si rechazas tu apariencia, tu físico, tu forma de ser, y ese rechazo te deprime – o en casos extremos, llegar a odiar lo que eres -, quiere decir que estás requiriendo una alta dosis de auto-estima.

 

Mejorar y fortalecer tu auto-estima es posible; te lo digo por experiencia propia…

 

…cuando era una adolescente, el amor hacia mí misma estaba “por el piso”…

 

…no me gustaba mi apariencia física ni cómo era en general…

 

…en otras palabras, me sentía poca cosa.

 

Sin embargo, con la ayuda de Dios y mis angelitos, logré restablecer mi auto-estima y comenzar a valorarme y a quererme como merecía.

 

Así que si yo pude, ¡ciertamente, tú también puedes lograrlo!

Aquí te comparto 5 pasos que en su momento Dios y los ángeles me enseñaron para lograr ese cambio positivo y que sé te ayudarán a ti también a fortalecer tu amor propio:

 

  1. Haz una lista de tus cualidades a todo nivel: físico, emocional, intelectual, espiritual, etc.

Si es necesario, revísala y – no desde la razón sino el corazón -, siente si debes completarla o ajustarla.

Cuando sientas que tu lista refleja todas tus cualidades, comienza a leerla todos los días antes de dormir; esta simple acción te ayudará a sugestionar a tu mente subconsciente de lo que vales y de todo lo bueno que ya tienes, en lugar de seguir inyectándole lo que te falta o no te gusta (que es el sabotaje que la mente busca hacer siempre).

  1. Una vez al mes, compra o haz algo que te haga sentir bien contigo mismo: una blusa o suéter, ir a una obra musical o de teatro que llevas tiempo deseando ver, reunirte con amigos especiales, bailar, ir a un spa para recibir un masaje relajante, etc. Haz algo que sientas te haría sentir bien contigo mismo. Consiéntete.
  2. Párate en frente de un espejo y mira en detalle algo de ti que te gusta: tus ojos, tus dientes, tus pestañas, tu boca, tu cabello…algo con lo que realmente te sientes cómodo y te gusta de ti, y da gracias a Dios por ello. Di: “Gracias Señor Dios, por ____que tengo; me gusta y lo quiero. Y sé que como esto, hay muchas más cosas lindas en mí que desde ya te agradezco por habérmelas dado”. Haz esto diariamente y ve cambiando esa parte de ti por la que estás agradeciendo por otra más.
  3. Practica el agradecimiento general a diario. Este tiene que ver con no solamente agradecer a Dios por algo que te gusta de ti, sino por todo lo que tienes en tu vida; apreciar lo que tienes ahora te traerá más bendiciones.
  4. No te compares. Una de las actitudes que más “alimentan” una baja auto-estima es compararte con otras personas: si fulana tiene un cabello más largo que tú o sutano tiene más músculos que tú, esto te va a hacer sentir  mal contigo y a rechazar lo que eres (y si piensas en esto constantemente, corres el ‘riesgo’ de crear envidia ‘de la fea’ hacia esa persona).

 

Si te prometes hacer las anteriores prácticas con constancia y disciplina, te darás cuenta cómo, cuando menos lo esperes, empezarás a recibir comentarios positivos de los demás, como “tus ojos brillan”, o “¡tu piel está linda! ¿Cuál es tu secreto?”. ¿Por qué sucede esto? Porque la energía del amor que crece en tu interior comenzará a reflejarse en tu exterior. Créeme, ¡la energía embellecedora del amor es infalible!

Además, recuerda que si quieres profundizar más te invito a sintonizar este jueves 17 de enero una clase gratuita sobre los Principios de una Buena Autoestima a las 8 p.m. hora Nueva York – Bogotá en nuestra comunidad: Ángeles del Amor con Ana Mercedes Rueda. Unirte es fácil y gratis contestando las tres preguntas de acceso.

¡Llegó el momento de quererte mucho más! ¡Manos a la obra!