Efecto boomerang: El precio del resentimiento y tu prosperidad

Mensajera de los ángeles, conferencista, escritora, conductora radial

Efecto boomerang: El precio del resentimiento y tu prosperidad

Antes de recibir la información que los ángeles me entregaron sobre el resentimiento para incluir en mis libros, pensaba que esta emoción negativa era solamente uno de los ‘pecados’ que existen en la lista de aquellos que no nos dejan ‘entrar al cielo’ y estar cerca de Dios.

Aunque, desde un punto de vista religioso, el rencor ciertamente dificulta el proceso de evolución del alma, su alcance va mucho más allá, llegando a afectar incluso el aspecto económico y material.

Este último concepto fue un momento ¡wow! para mí. ¿¿Cómo puede ser posible que si alguien siente rabia hacia quien le lastimó, este sentimiento llegue incluso bloquear la prosperidad económica de la persona afectada??

Parecería que el dicho popular de “al que no quiere caldo se le dan tres tazas” aplicara en este caso. No solo la persona ha recibido un daño por parte de alguien, sino que por el hecho de tener rabia por lo sufrido, ¡también se le pueden afectar sus finanzas! ¿¿Por qué??

La explicación que me entregaron los ángeles y aquí te comparto aclaró mi gran inquietud: todo es energía; tú eres energía; por lo tanto, las emociones que salen de tu corazón también lo son. Sentimientos de energía negativa tan fuerte como el odio o el resentimiento generan una onda vibratoria que, aunque tú crees es unidireccional, es decir, que sale de ti y va dirigido hacia quien te hizo daño, la verdad es que realiza una acción ‘boomerang’, en la que, cuando llega al destinatario, retorna a ti y, lo que es peor, cuando llega, lo hace fortalecida y engrandecida.

En palabras más sencillas, cuando le deseas el mal a alguien, ese sentimiento regresa a ti por ese ‘efecto boomerang’ del que hablan los angelitos. ¿El resultado? ¡Que tú terminas también sufriendo las consecuencias de esos deseos negativos que le enviaste a la otra persona y en un nivel mayor al que le enviaste a ella!

Por lo tanto, si tú le deseas mal a alguien, tú vivirás también situaciones difíciles en tu vida. Esto, obviamente, incluye la parte económica. Alguna vez, en consulta, una persona preguntaba: ¿por qué, si soy una persona buena y creyente en Dios, no tengo prosperidad económica? La respuesta de los angelitos fue: “revisa tu corazón y confirma si hay necesidad de perdonar algo o a alguien”.

Es así como la energía negativa del resentimiento no solo te quita la paz interior, sino que también puede frenar y bloquear tu prosperidad financiera.

Toma la decisión sincera y definitiva de perdonar si sientes que tienes ese ‘pendiente’ en tu alma; te aseguro, que cuando lo hagas, verás una fluidez mayor en tu vida a todo nivel.