Mensaje angelical para la semana 3 – 10 de diciembre

Mensajera de los ángeles, conferencista, escritora, conductora radial

Mensaje angelical para la semana 3 – 10 de diciembre

Esta semana recibimos mensajes angelicales a través de dos cristales:

#22: “Lee textos que hablen sobre el amor. Busca y lee libros que hablen sobre el amor en general y el amor de Dios hacia ti. Esto alimentará tu espíritu.”

#19: “Lo que deseas con respecto a tus relaciones emocionales está por llegar. Una nueva energía se manifiesta y se da de la manera más conveniente para tu crecimiento como ser espiritual”.

El siguiente mensaje fue canalizado hoy en el Instagram Live semanal, para más oraciones y tips angelicales recuerda seguirme en las redes sociales  FacebookInstagramYoutubeTwitter @anamercedesrueda:

Dios sabe que el miedo es nuestro mayor enemigo, es ese enemigo real al que nos enfrentamos los seres humanos, el miedo es falta de fe positiva.

El miedo es fe en lo negativo y eso nos aleja de Dios.

Pídanle, “necesito ayuda en este momento por favor, envíala a mí, envía a tu Arcángel Miguel para que con su espada rompa cualquier energía de miedo, angustia, ansiedad.”

Pónganle un miedo en la presencia de Dios y pídanle que les mande al Arcángel Miguel porque Él les está ofreciendo la ayuda a través del Arcángel Miguel.

No se sientan solos ni abandonados, sientan al contrario que aquí les estamos diciendo, usen nuestra ayuda, acudan a nosotros.

En lugar de quejarse de “por qué me pasa esto”, “será que no voy a poder”, en lugar de dejarse envolver por esa energía negativa del miedo que lo que quiere es achicarlos, aplastarlos inmediatamente digan “Dios tengo este miedo, en este momento de mi vida, necesito que por favor me ayudes.”

La energía de la palabra necesidad es bajita. Cuando oren a Dios pueden decirle:

Te pido que por favor me apoyes en esto, por favor apóyame en esto, te presento esta situación, y tengo miedo y el miedo me tiene confundido. No sé qué hacer ni que va a pasar, por favor, envía al Arcángel Miguel a mi lado para que él me apoye en el proceso de superación de ese miedo y que me muestre en tu nombre el camino, la solución, la manera de superarlo, en tu nombre.