Oración por la paz de todos

Mensajera de los ángeles, conferencista, escritora, conductora radial

Oración por la paz de todos

Aquí te comparto una oración canalizada en nuestro encuentro semanal vía Facebook Live. Sintoniza todos los domingos una nueva transmisión gratuita de Aprende con los ángeles a las 8:30 p.m. hora Nueva York, 7:30 p.m. Bogotá en Facebook Ana Mercedes Rueda – Mensaje de Ángeles.

Padre Celestial, alabado seas. Gracias señor Dios. Gracias por ser siempre tan bondadoso con los seres que tú creaste. Gracias por ser tan generoso, tan bondadoso, tan amoroso. Gracias por tu luz. Gracias amado Padre por permitirnos ser, por permitirnos existir.
Gracias por darnos la oportunidad de existir. Tú nos creaste. Tú nos permites existir. Gracias por eso. En este momento nos dirigimos a ti Señor, como padre que eres de todos los seres que creaste para pedirte por estas personas que están en este momento conectadas espiritualmente para dirigirse a ti.
Para dirigir a ti esta oración que nosotros con humildad te entregamos en nombre de ellas. Te pedimos por cada una de estas personas señor Dios, tú que todo lo sabes, tú que todo lo conoces incluso antes de que eso suceda en la vida de estos seres.
Tú sabes lo que están viviendo, lo que anhelan, lo que buscan, lo que los angustia.
Tú que todo lo sabes de cada uno de ellos Señor, te pedimos en su nombre que les muestres el camino para tener, experimentar y sentir tu luz en sus corazones. Es decir, la paz.
Que puedan sentir paz en sus vidas Señor. Es lo más que te pedimos hoy Señor Padre porque en la medida que tengan paz, van a poder ver con mayor claridad qué es, qué no es, que sí y qué no, qué conviene y qué no conviene.
La paz da discernimiento, da claridad mental, la angustia la quita. La paz la da.
La paz es experimentar el cielo en la tierra. La paz es el sentimiento que devuelve la salud a un ser. Que devuelve el optimismo a un ser. Que le da alegría a un ser. La paz es la raíz para poder disfrutar de la vida que tú le has regalado a estas personas.
En su nombre Padre amado te pedimos que inundes los corazones de estas personas con paz, que tengan paz en su alma, que esa paz sea una paz que sientan de manera consciente para que la aprecien más para que la valoren y la agradezcan.
Y que si en estos momentos el nivel de paz que tienen no es tan alto, que empiecen a sentir en sus vidas una mejora en sus situaciones señor. Que esas cosas que le están quitando la paz, se arreglen. Que encuentren la salida, que encuentren la respuesta.
Que vean de manera patente esa ayuda que proviene de ti a través de otros seres quizás o a través de sus propias decisiones pero que vean esa ayuda patente en sus vidas para que puedan recuperar la paz, la tranquilidad, la armonía, la estabilidad emocional pues esa estabilidad emocional les dará estabilidad mental y por lo tanto esa paz se traducirá en salud integral.
Que esos temas, aspectos, situaciones, que por alguna razón no les está permitiendo sentir la paz que merecen sentir de una manera plana se arregle en tu nombre. Te lo pedimos, te pedimos Padre. Tú que todo lo puedes que en estos días que vienen para estas personas, sus situaciones se arreglen. Que aquellas situaciones que las preocupan y las angustian se arreglen en tu nombre.
Te lo pedimos, que tu mano toque la vida de estas personas para que logren la estabilidad que ellas merecen. Que esas señales que reciban de ti en estos días sean patentes y que sientan tu presencia, tu poder, tu manifestación en sus vidas a través de un aumento en el nivel de paz que sientan en sus corazones.
Padre amado te pedimos que protejas a todos estos seres de malas influencias, de cualquier energía tangible o intangible, visible o invisible que las quiera apartar o separar de ti Señor. Protégelas, cúbrelas, envíanos a tus ángeles a estar junto a ellas para protegerlas y cuidarlas como tú quieres que estén cuidadas y protegidas señor.
Permítenos a los ángeles de luz estar con ellas en todo momento, apoyar el trabajo que sus propios angeles están haciendo de manera tal que puedan evadir estar lejos de cualquier energía que no provenga de ti señor. Protégelas, tu mano las cubre, tu mano las envuelve. Tu mano las cuida.
Que estos días sean días de paz para estos seres, estos seres que en sus almas buscan paz, anhelan sentir paz y tranquilidad y que cuando la encuentren reconozcan que gracias a ti es que la tienen y que agradecen siempre porque todo, todo lo bueno, todas las bendiciones, vienen de ti y solamente de ti.
Amén.